• Pregunta: ¿Como sabes en cada caso lo que necesita una persona y lo que piensa en cada momento? ¿Es fácil guiar a una persona a que eliga un buen camino para la vida?

    Preguntado por ainoadiez a Esther el 12 May 2020.
    • Foto: Esther López Trenado

      Esther López Trenado contestada el 12 May 2020:


      ¡Hola, Ainoa!! Me has hecho unas preguntas muy interesantes, la verdad, voy a ver si consigo resolver tus dudas explicando de manera sencilla cómo trabajamos desde la Psicología.

      Pero primero de todo, en la carrera no nos enseñan a leer la mente, ¡así que no podemos saber lo que las personas piensan! 😛

      Bromas aparte, les psicólogues estamos constantemente pensando, utilizamos muchísimo nuestro cerebro, y solemos acabar agotades después de varias sesiones de terapia seguidas. Aunque estamos en una silla, el cerebro se puede comer hasta el 70% de la energía del cuerpo, más o menos, ¡así que imagínate!

      Lo que sí nos enseñan en la carrera es a usar el método hipotético-deductivo que se usa en ciencia para investigar, pero adaptado a la terapia. Este método, a grandes rasgos, consiste en recoger información del mundo exterior, reflexionar y hacer propuestas de por qué las cosas son como las vemos y crear un experimento para poner a prueba estas reflexiones. En consulta tenemos que hacer esto de manera continuada.

      En psicología usamos el análisis de conducta: es una herramienta que nos permite coger las situaciones de las personas y analizar las posibles causas y consecuencias de cada comportamiento, y por qué la persona se encuentra con X trastorno o problema. Un ejemplo sencillo: imagina que vas todos los fines de semana a una hamburguesería con tus amigas. Uno de esos findes, después de comer tu hamburguesa preferida, notas que te encuentras mal y vomitas. Piensas que algo te ha sentado mal y, la siguiente vez, pides algo distinto a una hamburguesa. Tu cerebro ha deducido que era la hamburguesa la causa de tu malestar y la evita.

      Más o menos ése es el tipo de análisis que hacemos, con situaciones bastante complejas. Intentamos buscar la manera en que un problema, una depresión, etc., ha surgido y qué está haciendo que se mantenga en el tiempo.

      También, por investigaciones, se han creado teorías en que se explican qué tipo de pensamientos suele tener una persona en caso de depresión, de ansiedad, qué tipo de alucinaciones existen en las esquizofrenias… Todo ese conocimiento lo llevamos encima de manera constante y junto con el análisis de conducta, solemos acercarnos mucho a la realidad de la persona. Y para eso es muy importante también la escucha activa: atender completamente a todo lo que nos diga la persona, tanto con palabras como los mensajes no verbales (su expresión corporal).

      Con cada persona la terapia es distinta y nos tenemos que adaptar, hay personas que no se sienten cómodas ni convencidas con les psicólogues, o que se resisten mucho a cambiar por distintas razones, eso puede hacer más difícil que resuelvan sus dificultades. Les psicólogues intentamos en la medida de lo posible ofrecer a la persona los recursos y herramientas que más pueden ayudarle, pero al final, cada une es responsable de su propia vida. Por lo general, sí que las personas acaban aprendiendo de estas experiencias y saliendo adelante, sobre todo cuando encuentran a un psicólogue con que se sientan a gusto.

      Si algo no queda claro, ¡no dudes en preguntarme más!

Comentarios