• Pregunta: Hola Esther. Se ha parado el chat cuando estaba escribiéndote una pregunta y este tema me interesa porque últimamente me estaba planteando estudiar psiquiatría. Como has dicho, algunos psiquiatras se dedican a mandar medicamentos y ya está, pero yo si me dedicara a esto en un futuro me gustaría ayudar de verdad a mis pacientes y ver cómo van progresando. No hay actualmente (o posible en un futuro) alguna manera de “fusionar” la psicología con la psiquiatría en el sentido de ayudarlos de otra manera que no sea mandar medicamentos? Muchas gracias

    Preguntado por nurialopez3 a Esther el 13 May 2020.
    • Foto: Esther López Trenado

      Esther López Trenado contestada el 13 May 2020:


      ¡Hola, Nuria!!

      Seguramente se acabase el tiempo… Me han gustado mucho tus preguntas y espero saber aconsejarte!!

      Lo que te he comentado es lo que he comprobado en mis años de experiencia, depende sobre todo de cada profesional. Tanto en Medicina, Psiquiatría o Psicología hay profesionales mejores y peores. Lo más importante es que basemos nuestros tratamientos, ya sea a nivel farmacológico o psicológico, en la evidencia científica (yo, por ejemplo, utilizo la terapia cognitivo-conductual, que tiene mucha evidencia y muy fuerte y positiva a la hora de tratar la gran mayoría de los problemas).

      Como te he comentado, a nivel médico (la psiquiatría es una rama de la medicina que se especializa en el cerebro y sus problemas) se suelen recetar fármacos para tratar la sintomatología de las enfermedades, pero normalmente suele hacer falta un trabajo a nivel psicológico o incluso psicosocial (con educadores sociales, trabajadores sociales), especialmente en los trastornos graves y duraderos, crónicos. ¿Por qué? Porque si tienes depresión, una pastilla puede disminuir los síntomas de malestar y aumentar la serotonina en tu cerebro, pero eso no va a hacer que dejes de ver el mundo como un lugar cruel, que la vida no tiene sentido, que eres un fracaso… Esos pensamientos se trabajan desde la terapia psicológica. Y los fármacos, aunque puedan aumentar tu ánimo y esto haga más probable que te levantes del sofá, no van a hacer que te pongas las deportivas y salgas a la calle a andar todos los días. Establecer las rutinas es algo que también trabajamos en terapia.

      Si te gusta mucho la psiquiatría, intenta estudiar en cursos cómo se trabaja desde la psicología para poder incluirlo en tus consultas, y procura conocer psicólogues en tu vida profesional para que llevéis los casos de manera conjunta. Estas dos maneras creo que es lo único que fusiona ambas perspectivas. Al final, los problemas de salud tienen muchas vertientes, no siempre vamos a poder tocar todas, por eso es importante trabajar en buena sintonía con otras especialidades.

      Lo mejor es que estudies aquello que más te guste, que más te interese, más adelante verás cómo adaptarte. Busca información sobre ambas profesiones y decide qué es lo que más te gusta a ti, para que disfrutes de tu trabajo en el futuro 🙂

      ¡Mucha suerte y ánimo!

Comentarios