• Pregunta: Cuando dices que estudias la salud mental, ¿estudias también enfermedades que pueden llevar a gente a estar en un psiquiátrico? Por ejemplo: esquizofrenia, bipolaridad, etc. Siempre me ha interesado ese campo y me gustaría saber cómo actúa el cerebro de esas personas cuando están sufriendo un “ataque” o una fase aguda de la enfermedad.

    Preguntado por nurialopez3 a Esther el 11 May 2020.
    • Foto: Esther López Trenado

      Esther López Trenado contestada el 11 May 2020:


      ¡Hola, Nuria!

      Actualmente mis investigaciones tienen una perspectiva más cercana a la psicología positiva, me centro en la calidad de vida y el bienestar psicológico (busco el nivel de plenitud o de salud más que el nivel de enfermedad).

      Aun así, he estado de prácticas en un hospital de salud mental (hospital psiquiátrico que diríamos comúnmente), y luego estuve dos años trabajando en una asociación con personas con problemas de salud mental graves y duraderos (los trastornos de los que hablas) y sus familiares. Así que voy a responderte sobre las dudas que me comentas con la experiencia que tengo.

      Tanto en las esquizofrenias (digo “las” porque hay variantes, no existe una sola esquizofrenia) como en los trastornos bipolares (también hay variantes, pero menos) parece existir una reducción de materia gris del cerebro (los cuerpos celulares de las neuronas, en resumen), sobre todo en la zona prefrontal (donde está nuestra frente y hacia la altura de los ojos), que es sobre todo la zona que se encarga del razonamiento y de controlar los impulsos. En el caso de las esquizofrenias, cuando hay un brote (o ataque, como has indicado), parece que hubiera una especie de descarga eléctrica entre las neuronas, como cuando alguien sufre un ataque epiléptico. Y las personas con trastorno bipolar se vuelven muy sensibles a la estimulación externa (a toda la información que nos llega del mundo a través de los sentidos de nuestro cuerpo). Esto es a grandes rasgos.

      A nivel psicológico hay varios síntomas (depende del trastorno, de la edad, de la duración del trastorno, de si se toman drogas…): falta de conexión con la realidad, exageración de las circunstancias, falta de control de los impulsos y emociones, alucinaciones… Para reducir los brotes y controlar estos síntomas, las personas con estos trastornos suelen necesitar tratamiento farmacológico de por vida, pero no siempre y no en todos los casos, depende de la gravedad del trastorno y de si siguen otros tratamientos y llevan una vida saludable (cuidar su cuerpo, mantener actividades intelectuales que limiten la destrucción neuronal o les permitan ir recuperando capacidades), mantener contacto social, tratamiento terapéutico a nivel psicosocial…
      Si te gusta, es un campo muy bonito en el que trabajar, se tarda bastante en conseguir resultados, pero cuando se consigue avanzar es maravilloso ver cómo la persona se siente más fuerte y feliz.

      Por cierto, no es raro encontrar primeros brotes debidos al consumo de sustancias (drogas), algunos de los cuales desencadenan ya un trastorno para toda la vida. Hay que tener mucho cuidado con esto porque mucha gente joven empieza así.

Comentarios